Abdominoplastía
31 marzo, 2017
Cirugía Postembarazo
31 marzo, 2017

Aumento de Glúteos con Grasa Propia


Introducción

Hoy en día, los centros de cirugía estética más importantes de Europa y EE.UU realizan aumento glúteo mediante la lipotransferencia (lipoaspiración de grasa en zonas de adiposidad localizada en exceso y su posterior inyección en los glúteos).

Si el paciente tiene la suficiente cantidad de grasa como para lograr el objetivo, la lipotransferencia tiene múltiples ventajas sobre otros métodos: más rápida recuperación, menos riesgos, un aumento más natural y controlado, y una gran satisfacción de los pacientes comparado con los implantes glúteos colocados en los años 90.

Ventajas estructurales y estética

Devolviendo volumen a específicas áreas de los glúteos, la lipotransferencia no sólo los expandirá sino que también restablecerá el soporte estructural de los tejidos adyacentes y detendrá la caída.

 
Beneficios fisiológicos y resultados a largo plazo

La lipotransferencia posee también gran cantidad de beneficios fisiológicos. Por ejemplo, no existe el riesgo de rechazo o reacción alérgica debido a que la grasa es propia del paciente. Hay evidencia de que la grasa injertada contribuye al proceso de curación de la herida y mejora la calidad de la piel, estas propiedades son atribuidas a las stem cells que habitan en la grasa y su habilidad para crear nuevos vasos sanguíneos.

Los efectos de la lipotransferencia pueden durar muchos años cuando es realizada correctamente.

¿Cómo es la operación?

El exceso de grasa se remueve cuidadosamente a través de cánulas especialmente diseñadas para proteger las células grasas de su destrucción.

Luego el tejido graso lipoaspirado es purificado y filtrado en pequeñas partículas de grasa que más tarde se inyectarán con una técnica especial para asegurar la sobrevida del tejido.

Limitaciones

El paciente debe tener disponible un adecuado exceso de grasa para lipoaspirar y luego transferir a los glúteos.

¿Quien puede ser candidato para este procedimiento?

Es un procedimiento que puede beneficiar a la mayoría de los pacientes que quieran aumentar de manera natural sus glúteos y que estén en buena estado de salud.

Recuperación

Una inflamación moderada es esperable luego del procedimiento y varios días después hasta que el tejido transferido se integre al circundante. No es posible predecir con exactitud cuánto de lo injertado vivirá, pero si se utiliza la técnica adecuada se alcanzan tasas superiores al 60%.